Induccion de Juan Marichal al Salon de la Fama de Cooperstown

Induccion de Juan Marichal al Salon de la Fama de Cooperstown

578
1

Vestía un traje gris, camisa blanca y corbata rosada. La felicidad no le cabía en el rostro. Era julio de 1983. Juan Marichal, frente a miles de personas en un pueblo llamado Cooperstown ofrecía su discurso tras ser instalado en el Salón de la Fama, convirtiéndose con ello en el primer y, hasta hoy, único jugador dominicano con una placa en el recinto de la inmortalidad.

Marichal (20 de octubre de 1937), debutó en Grandes Ligas con los Gigantes contra los Philis el 19 de julio de 1960, equipo con el que duró unos 13 años, de los 16 que tuvo de carrera.

Pero no fue hasta 1963 cuando tuvo su “gran temporada”, yendo 25-8 y liderar la Liga Nacional en entradas con 321,1.

En ese año, ganó cinco partidos sin perder, incluyendo una blanqueada de los Dodgers en el camino, y un 1-0 no-hitter contra los Houston Colt .45 el 15 de junio, según detalla la versión en inglés del portal baseballhall.org.

El derecho, recordado por su alta patada, ganó 243 juegos y perdió solamente 142 en 16 temporadas y en su carrera logró el mayor total de victorias entre los lanzadores latinos lanzadores, después de Dennis Martínez, señala el referido sitio.

Ejerció un dominio absoluto por casi dos décadas con los Leones del Escogido con una efectividad de por vida de 1.87, estableciendo una marca.

El nativo de Laguna Verde, Montecristi, es uno de los máximos símbolos del pitcheo tanto de Grandes Ligas como del béisbol profesional dominicano.