Juan Sanchez Ramirez

Juan Sanchez Ramirez

1428
0

Heroe de la guerra de reconquista. Nació en Cotuí, en 1762, hijo de Miguel Sánchez y Francisca Ramírez, quienes también procrearon a Remigio, quien lo acompañó en sus luchas, y a Rafael, Juez de Paz de Cotuí durante la ocupación haitiana, según datos de Francisco A. Rincón, autor de “La Mejorada Villa del Cotuy”. Casó con Josefa del Monte y Pichardo, madre de sus hijos Juana y José. Emigró dos veces a Puerto Rico por cuestiones políticas, fue Corregidor de su villa natal donde desde muy joven ocupó cargos importantes, según Utrera.

Conspiró contra la ocupación francesa en favor de España. Derrotó a Ferrand y tomó la capital con ayuda británica (1809). Restableció la soberanía española, siendo reconocido como capitán general de la colonia. Su gobierno inició el período conocido por «La España Boba» (1809-1821), y se significó por la dura represión de los brotes independentistas.

En 1795, la isla de Santo Domingo dejó de estar vinculada a España por el Tratado de Paz de Basilea (Suiza), que ponía fin a la Guerra de la Convención (1793-1795), por la que pasó a dominio francés. En 1808, a raíz de la invasión napoleónica de la metrópoli, se creó en la isla el movimiento La Reconquista, dirigido, entre otros, por Juan Sánchez Ramírez, con el objetivo de retornar a dominio español.

Sánchez Ramírez, hacendado propietario agrícola, había luchado contra los franceses ya en la Guerra de la Convención, y en 1803 había emigrado a Puerto Rico, de donde retornó en 1807 para fomentar la insurrección. Para ello solicitó la ayuda del gobernador de Puerto Rico, Toribio Montes, y de colonos dominicanos que habían huido a esa isla, con cuyas fuerzas se sublevó contra las tropas francesas del general y gobernador Louis Marie Ferrand, al que derrotó el 11 de julio de 1808 en la batalla de Palo Hincado.

Poco después, con la ayuda de la flota inglesa venida en su apoyo desde Jamaica, logró tomar la capital de la isla. Fue nombrado por ello capitán general e intendente de la isla por la Junta de Sevilla, con lo que quedaba restablecida la soberanía española. Durante su gobierno reprimió con dureza toda tentativa independentista, actuando con total impunidad ante la indiferencia de la metrópoli española.

En Santo Domingo, el brigadier vivió en la calle Padre Billini, donde estuvo la Casa de España. Tras su muerte, la familia, supuestamente sumida en la pobreza, se trasladó a San Carlos pues según confesaba la viuda, el esposo tuvo muchos trabajos “y ninguno su sueldo”. Juan Sánchez falleció el once de febrero de 1811, a los cuarenta y nueve años.

La calle que lleva su nombre nace en la Socorro Sánchez, en Gascue, y muere en la Santo Tomás de Aquino, en la Zona Universitaria.

Texto: J. Marcano / encaribe.org