Home » Opinion (página 474)

Opinion

No más impuestos, ¡carajo!.

Por MANUEL MOISES MONTAS No más impuestos, ¡Carajo!. Debería ser la consigna del buen dominicano, frente a cualquier nuevo intento de las actuales autoridades de incrementar la presión tributaria, a falta de mayores garantías respecto al endeudamiento acelerado e irresponsable, la magnitud del déficit fiscal, la calidad y transparencia del gasto público; elementos que se supone deberían ser contemplados en el ...

Leer más »

Segunda epístola a Danilo

Andre L. Mateo.-  ¿En qué firmamento centellean las estrellas de un buen gobernante? ¿Su cielo interior esquiva el conflicto verdadero, y le permite a usted refugiarse en el silencio? ¿Se puede gobernar  en el silencio? ¿Maravilloso y liso, sin un lugar real, el silencio no es una comarca fácil para eludir el bulto? ¿No es, acaso, la propia construcción metafórica ...

Leer más »

FOGARATE: Juliana, buena ciudadana

Ramon Colombo.- No hay que ir demasiado lejos en el caso; ni darle más vueltas al anecdotario, ni alegar capítulos, artículos, acápites y numerales de leyes nuevas y carcomidas; ni relatar las calendas públicas desde noviembre del 2013 a esta parte; ni citar la errática discursiva burocrática ni los dicterios y amenazas patrioteras. Nada de eso. Lo más importante, por ...

Leer más »

¡La patria! ¿Cuál patria?

Rosario Espinal.- La República Dominicana es un país de patriotismo muy distorsionado. Juan Pablo Duarte, inspirador de la independencia, fue desterrado y murió en el exilio. El infortunio recayó también sobre sus principales acompañantes en la gesta independentista. A todos los eliminaron en nombre del bienestar de la patria. Luego, Pedro Santana, Buenaventura Báez, Ulises Heureaux, Rafael Leonidas Trujillo y ...

Leer más »

FOGARATE: Soy casi un santo

Ramon Colombo.- Alguien muy mojigato me acusa de ser un pecador empedernido. Rechazo tan falaz acusación, pues en todo caso he sido tan pecador como cualquier obispo. Es más, si se me impusiera, tendría muy poco que declarar en el confesionario: apenas unas diez mil mentiras (eso sí, siempre muy profesionales) y cinco o seis docenas de deseos carnales con ...

Leer más »