Home » Opinion » RAMIRO FRANCISCO: “CANCIONES AL VIENTO”.

RAMIRO FRANCISCO: “CANCIONES AL VIENTO”.

Existen ritmos o géneros musicales cuyas letras contribuyen a elevar el alma, fortalecer valores, entusiasman, llenan de esperanzas e ilusiones y mantienen recuerdos aún a la distancia.

Si a esto unimos la llamada canción de protesta, coincidiremos en que los mensajes contenidos en las letras de determinadas canciones ayudan a formar, elevar y fortalecer la sociedad o degradarla y hacerla involucionar.

El tango Caminito, es un ejemplo de amor eterno donde el autor Gabino Coria, le cuenta sus desventuras al Caminito que por varias veces, fue testigo mudo de sus andanzas.

También como nos cuenta Pedro Junco en su inmortal bolero Nosotros, cuando llega el momento inesperado del adiós: “No es falta de cariño, te quiero con el alma, te juro que te adoro, y en nombre de este amor y por tu bien, te digo adiós”.

Así como se llegó a igualar al mundo como una aldea en el campo de las Comunicaciones, para el amor no hay distancias como bien lo explica César Portillo de la Luz, en su exquisito bolero Contigo a la Distancia: “Más allá de tus labios, del Sol y las estrellas, contigo en la distancia, amada mía, estoy”.

Pero también, las letras de muchas de esas canciones imperecederas, se les aplican a funcionarios y políticos por su accionar contra la sociedad y entre ellos mismos.

Teatro, del inmenso Tite Curet y que popularizó La Lupe, suele asociarse con esos funcionarios públicos que solo allantan a sus pueblos y comunidades. “Lo tuyo es puro teatro, falsedad bien ensayada, estudiado simulacro”.

Ese desamor aparente entre funcionarios y dirigentes políticos dentro de sus propios partidos por la razón que sea, nos recuerda la hermosa canción ¿Qué Pasa entre los Dos? Y que disfrutamos interpretada por nuestro Camboy Estévez “¿Qué es lo que pasa que nos estamos alejando tanto? Que cada vez nos comprendemos menos, que cada día que termina, es un fracaso…”.

Y ante todas esas desavenencias y desmentidos, llamados y pronunciamientos entre “cámaras, camareros y dueños de la barra” que solo falta haladera de greñas y aruñazos como estudiantes, la genialidad de nuestros merengueros típicos entra en juego con ElRebú “Yo no estaba ahí cuando ese rebú, que cerrán la puerta y apagán la lú, llamen a la guaidia y la policía busquen las mujeres que están escondía” interpretaba Guandulito.

Porque y demás, “Si se calla el cantor calla la vida, porque la Vida, la Vida misma, es todo un canto. Si se calla el cantor, muere de espanto la esperanza, la luz y la alegría.

Que no calle el cantor porque el silencio cobarde, apaña la maldad que oprime…que se levanten todas las banderas cuando el cantor se plante con su grito, que mil guitarras desangren en la noche, una inmortal canción al infinito” escribe y canta Horacio Guarany.

A lo lejos, en una noche cualquiera alcanzamos a escuchar al siempre recordado Rafael Colón, de la pluma del gran Billo Frómeta “No llores muchachita quisqueyana, esconde tu dolor un poco más y verás las campanas de tu iglesia repicar anunciando libertad. No sufras campesino de mi tierra, esconde en el arado tu ansiedad, que algún día en el surco de tu siembra, una rosa de amor florecerá”.

Solo esto por ahora…si Ledesma Camino del Puente, tiró un cariño al río…quisimos tirar estas canciones al viento.

Deja un comentario

x

Check Also

Entre el mito y la realidad

Sobre la base de mitos se atribuyó a la sociedad comunista un proceso permanente de evolución social que en realidad ...